Técnicas Curativas

Centro Fénix de Naturopatía




Centro Fénix de Naturopatía tiene el placer de invitarles a conocer sus técnicas curativas, probadas y usadas, con éxito, por miles de personas en todo el mundo, como remedio de síntomas contra la depresión, el estrés, la ansiedad.
Dolores musculares y deterioros articulares.
Problemas respiratorios y alergias.
Dependencias y adicciones.
Algias



Tels. (+34) 680 53 75 56 - (+34) 669 56 44 23 - España

Solo por Hoy


Sólo por hoy, me voy a conceder permiso...
para abrir un nuevo sendero;
para aprender una nueva forma de vivir.
Para dudar, para cometer errores.
Para reir, llorar, amar, reflexionar, descansar.
Para conocer la paz de la renuncia.


Sólo por hoy, me voy a conceder permiso...
para ser amable conmigo mismo.
Para honrar mi cuerpo, mi corazón, mi alma.
Para confiar en el futuro, en Dios, en mí.
Para venerar la vida que disfruto.
Para recordar quién soy.


Sólo por hoy...
Voy a encontrar el valor necesario
para mantenerme firme,
para escuchar,
para escuchar el susurro de mi corazón...
entre el sonido del trueno,
para cantar al viento.



Heart Singer





Centro Fénix de Naturopatía

Algunas Imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet. Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio, nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

viernes, febrero 07, 2014

Soluciones Naturales para Calmar la Tos

La tos no es una enfermedad sino un síntoma que indica algún problema, normalmente, en las vías respiratorias. El sonido que se emite al toser se produce por una contractura refleja de los músculos del diafragma. Este acto reflejo se produce de manera natural cuando se introduce algún elemento extraño en el aparato respiratorio: humo, polvo, cuerpos extraños, mucosidades, etc.

Las causas de la tos pueden ser las gripes, las bronquitis y otras enfermedades respiratorias, pero no las únicas. Las toses secas que se desatan con el esfuerzo pueden estar relacionadas con una insuficiencia cardíaca, y hay otros tipos de tos de origen digestivo que provienen de un reflujo ácido del estómago que irrita la laringe.

La tos puede producirse también como resultado de una alergia, y se desata en contacto con un elemento alergénico como el polen, el polvo, las plumas, etc. Este tipo suele ser seca, sin expectoración y a menudo acompañada de otros síntomas como goteo de nariz, ahogo, silbidos, etc.

Cuando aparece la tos el primer impulso es calmarla, pero no todas las toses deben ser tratadas inmediatamente. Las toses secas irritan la garganta, resultan muy molestas e impiden dormir. Por lo tanto, hay que buscar algún remedio para calmarlas y reducir la inflamación y el cansancio que producen. Sin embargo, la tos grasa que provoca secreciones en la garganta, no debe ser cortada. Lo conveniente es facilitar la expulsión de mucosidades tomando algún remedio que las fluidifique, ya que eso favorece la eliminación de los microbios contenidos en las secreciones.

Los horarios en que se produce la tos también pueden ayudar a determinar su causa. El fumador y el que sufre bronquitis crónica tose por la mañana, porque al levantarse sus bronquios hacen limpieza. Los asmáticos tosen más al final de la tarde. Los afectados por sinusitis y rinofaringitis sufren sobre todo tos nocturna, porque la posición de tumbado favorece el depósito de secreciones en la garganta.

El aire seco favorece la tos. El resecamiento de las mucosas del aparato respiratorio crea una irritación que contribuye a favorecer la tos. Por eso cuando hay tos es aconsejable humidificar el aire de las habitaciones muy cargadas, beber mucha agua y chupar comprimidos suavizantes.

Las plantas desde siempre han sido la solución más socorrida para calmar la tos. Se pueden usar en infusión, en comprimidos o en extracto, en formas de jarabe, solas o combinadas. Las más usadas son las siguientes:
• Gordolobo: balsámica, emoliente y expectorante. Tiene efecto antinflamatorio, antiespasmódico y antiasmático.
• Liquen de mar o musgo de Irlanda: es suavizante, expectorante y alivia la tos.
• Yemas de pino: suavizan la tos.
• Tomillo: antibacteriana y antiespasmódica.
• Tusilago: calma el picor e irritación que produce la tos.
• Lobelia: tiene un efecto estimulante de la respiración.
• Drosera: antiespasmódica y un remedio excelente para la tos seca e irritativa, así como para la que provoca algún tipo de asma.
• Grindelia: suaviza las mucosas y resulta expectorante.
• Llantén: fluidifica las secreciones, facilitando su expulsión y calmando la tos.
• Eucalipto: broncodilatador y calmante de la tos.

Todas estas plantas se pueden tomar en infusión en una mezcla de plantas. En extracto líquido son más fáciles de tomar y a veces también más efectivos, ya que se pueden llevar al lugar de trabajo y tomar en agua, sumo o infusión. En caso de tos grasa, se puede tomar un extracto que combine plantas con acción expectorante, balsámica y antiséptica como lobelia, drosera, grindelia, llantén y eucalipto.
En jarabe, por su sabor dulce y su efecto emoliente, suavizante y calmante de la tos, es una de las maneras más utilizadas. Se elabora a base de infusiones de plantas emolientes y calmantes como el liquen blanco; balsámicas y expectorantes como el gordolobo, el tusilago o la grindelia; antinflamatorias y antisépticas como el eucalipto y las yemas de pino; y antibacterianas y antiespasmódicas como el tomillo. Además a estos jarabes se les suele añadir miel, zumo de limón y cocimiento de higos, por sus efectos calmantes sobre las mucosas inflamadas.

El própolis es una mezcla de componentes vegetales elaborados por las abejas a partir de sustancias que acopian de las yemas de los árboles, arbustos y plantas pequeñas. Tiene propiedades antibióticas, antinfecciosas, asépticas, desinfectantes y anestésicas. Por eso, cuando hay tos, disolver en la boca un comprimido o una perla de própolis alivia el dolor, espacia la frecuencia de la tos, suaviza la garganta sin interrumpir la expulsión de las secreciones.

Los oligoelementos también pueden ayudar en el tratamiento natural de la tos. En caso de una tos asociada a un asma crónica, se puede recurrir al manganeso-cobre.

Los alimentos recomendados para aliviar la tos son:
• Rábanos: rallados, en jugo, etc. porque ablandan la mucosidad.
• Ajo: crudo, en cápsulas o en polvo como sal de ajo, ya que resulta expectorante.
• Cebolla: cruda, licuada, hervida en sopa y en forma de jarabe con miel (se hierven las cebollas troceadas con miel formando una pasta homogénea que se puede ir tomando a cucharadas a lo largo del día; resulta expectorante). La cebolla va bien también para calmar algunas toses nocturnas: basta dejar rodajas de cebolla cruda sobre la mesilla de noche, para que los aceites esenciales que desprende ejerzan una acción calmante sobre la tos.
• Berros: se pueden tomar crudos en ensalada. Resultan expectorantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias