Técnicas Curativas

Centro Fénix de Naturopatía




Centro Fénix de Naturopatía tiene el placer de invitarles a conocer sus técnicas curativas, probadas y usadas, con éxito, por miles de personas en todo el mundo, como remedio de síntomas contra la depresión, el estrés, la ansiedad.
Dolores musculares y deterioros articulares.
Problemas respiratorios y alergias.
Dependencias y adicciones.
Algias



Tels. (+34) 680 53 75 56 - (+34) 669 56 44 23 - España

Solo por Hoy


Sólo por hoy, me voy a conceder permiso...
para abrir un nuevo sendero;
para aprender una nueva forma de vivir.
Para dudar, para cometer errores.
Para reir, llorar, amar, reflexionar, descansar.
Para conocer la paz de la renuncia.


Sólo por hoy, me voy a conceder permiso...
para ser amable conmigo mismo.
Para honrar mi cuerpo, mi corazón, mi alma.
Para confiar en el futuro, en Dios, en mí.
Para venerar la vida que disfruto.
Para recordar quién soy.


Sólo por hoy...
Voy a encontrar el valor necesario
para mantenerme firme,
para escuchar,
para escuchar el susurro de mi corazón...
entre el sonido del trueno,
para cantar al viento.



Heart Singer





Centro Fénix de Naturopatía

Algunas Imágenes de este Blog, han sido sacadas de Internet. Si alguien tiene derechos y quiere que no salgan en este espacio, nos lo hacen saber y serán retiradas inmediatamente.

martes, febrero 02, 2016

Entendiendo el Estrés

¿Qué es el Estrés?

Todos sabemos cómo nos sentimos al estar estresados, pero pocos saben definirlo fácilmente. Una manera de definirlo es esta: “Estrés es lo que sentimos cuando se ponen fuertemente a prueba los límites de nuestra resistencia”.
El estrés que la mayoría de nosotros sentimos es una “fatiga emocional”, que nos descarga, como resultado de las irritaciones diarias, arrebatos de cólera, frustraciones, pequeñeces e intolerancias con las que nos enfrentamos continuamente.
El Dr. Hans Selye, padre de los estudios modernos sobre el estrés, lo definió como: “la respuesta específica del cuerpo a cualquier exigencia que se le hace”.

Toda situación o circunstancia que nos haga cambiar o adaptarnos nos pone tensos.
No todo el estrés es perjudicial. El Dr. Selye distinguió entre el estrés positivo y el estrés negativo. El estrés relacionado con cambios o desafíos es valioso y bueno. Es indispensable en una vida saludable. Nadie puede ni quiere escapar del todo al estrés; todos debemos encontrarnos con desafíos en nuestras vidas diarias. El objetivo es encontrar la forma de utilizar el estrés sin que nos descargue o nos sobrecargue.

Aprender a Controlar el Estrés.

Para controlar el estrés es importante aprender a fomentar la satisfacción. El estrés se transforma en una carga cuando sentimos que estamos perdiendo el control que tenemos de nuestras vidas, es decir, cuando las cosas que queremos que sucedan, no suceden y creemos que nunca llegarán a suceder.
El estrés es el resultado de un desajuste entre nuestras expectativas y la realidad en la que vivimos.

Llegamos a controlar el estrés cuando somos capaces de controlar nuestro enojo y nuestra ansiedad.
Cuando controlamos el estrés podemos pensar de forma más creativa, podemos ver nuestras vidas con más oportunidades, mejores alternativas y ser más flexibles, adaptables y animados.
Existe estrés por placer: la excitación, el desafío, la realización, la que todos queremos es el estrés estimulante, en el nivel correcto y durante el tiempo necesario para cada uno de nosotros.
Tratar de asimilar demasiados cambios en poco tiempo, mucho estrés prolongado y sin descanso, puede transformarse en angustia. Esto provoca desequilibrios en los órganos y sistemas de nuestro cuerpo y, por lo tanto, surgen las enfermedades.
Sin embargo, el problema no es el estrés, sino la respuesta que damos al estrés; y ésta será determinante, en cuanto a si desarrollaremos una enfermedad o no.

¿Cómo Responde el Cuerpo al Estres?

Hay dos respuestas al estrés: alarma y cautela. La alerta a corto plazo o respuesta de alarma prepara el cuerpo para las acciones físicas de lucha y de huida. La respuesta a largo plazo o respuesta de cautela prepara el cuerpo para la resistencia o la supervivencia a largo plazo.
Ambas reacciones son estimuladas por las glándulas suprarrenales. La parte interna de las glándulas suprarrenales produce adrenalina, hormona que despierta la reacción de alarma en el cuerpo. La corteza de las glándulas suprarrenales produce cortisol, que es la hormona que estimula la reacción de cautela. Ambas reacciones son adaptaciones del cuerpo para alcanzar demandas excepcionales de fuerza y resistencia.
Ambas son muy perjudiciales si se activan frecuentemente en respuesta a un estrés continuado. Ambas afectan al corazón y al sistema circulatorio.
El estrés es la mayor causa de enfermedades en el mundo moderno. Por tanto, controlar la angustia puede ser lo más importante que podemos hacer para prevenir, no sólo las enfermedades cardiovasculares, sino todas las demás enfermedades.

ESTRÉS, LA ENFERMEDAD DEL ALMA

Es difícil comprender la angustia sin entender el estrés que provocan las relaciones familiares, laborales y sociales.
Pero ¿de qué forma podemos reconocerlo? Tener una mayor comprensión y conocimiento del estrés nos puede facilitar que seamos más tolerantes con otros y con nosotros mismos cuando “quedemos en blanco”, se nos olviden las cosas, perdamos el apetito sexual, nos angustiemos con cierta facilidad y perdamos el control de las acciones.

Síntomas

Existen varios estados por los cuales es importante conocer los síntomas del estrés para trabajar sobre ellos y, estos son:

1. Sentimiento de Profunda Tristeza Interior
2. Ganas Incontenibles de Llorar
3. Cambios Repentinos en el Trabajo o en la Profesión
4. Alejarse de las Relaciones Familiares
5. Patrones de Sueño Anormales
6. Sueños Agitados
7. Desorientación Física
8. Incremento de "Conversaciones” con Uno Mismo
9. Sentimientos de Soledad
10. Un Profundo Anhelo de Volver a Casa

Sentimiento de Profunda Tristeza Interior
Liberar el pasado causa este sentimiento de tristeza. Es parecida a la experiencia de dejar una casa en la que has vivido durante muchos años para trasladarte a una nueva. Es darte cuenta de que el tiempo se ha ido. Todo esto pasará pero hay un tiempo de “duelo” propio de los cambios.

Ganas Incontenibles de Llorar
Similar al punto anterior. Es bueno y sano dejar correr las lágrimas. Ayuda a liberarse de la vieja energía interior.

Cambios Repentinos en el Trabajo o en la Profesión
Síntoma muy común. Cuando estás cambiando, las cosas a tu alrededor también cambian y eso crea una sensación de incertidumbre.

Alejarse de las Relaciones Familiares
Esta es una causa importante de estrés y afecta fuertemente a los jóvenes que tienen que estudiar en lugares alejados a sus padres o familia directa.

Patrones de Sueño Anormales
Puede ocurrir que se despierten muchas noches durante la madrugada. Hay mucho trabajo que hacer en vuestro interior y la necesidad de darse un respiro en vitalidad.

Sueños Agitados
Podrían incluirse sueños con contenido de batallas o guerras, sueños en los que son perseguidos o sueños con monstruos. Estás literalmente liberando viejas energías de tu interior.

Desorientación Física
Sensación de caminar sin pisar el suelo. Una forma sencilla de sobreponerse a esto es pasar más tiempo en la naturaleza para que te comprendas más a ti mismo.

Incremento de las "Conversaciones” con Uno Mismo
No te estás volviendo loco, sino es solo una magnífica manera de escapar... pero, hay que controlarla.
Estos fenómenos son de fácil manejo y tienen mucho éxito. No obstante una gran ayuda es el ejercicio físico que acompañe al entrenamiento mental. Existen otros síntomas pero estos corresponden a situaciones más delicadas.

Sentimientos de Soledad
Aunque estés en compañía de otros podrías sentirte solo(a) y separado(a) de los demás. Podrías sentir ese deseo de "huir" de los grupos o de la multitud. Estás caminando por el sendero solitario y personal. Cuanta más ansiedad causen estos sentimientos de soledad, tanto más difícil será compartirlos con los demás en esos momentos. Los sentimientos de soledad también están asociados con el hecho de que tus amigos y familia se alejen.

Pérdida de la Pasión
Podrías sentirte totalmente desapasionado(a) o con poco deseo hacia las cosas. Está bien así, esto también es parte del proceso.
Si este es el caso, hay que tomarse un tiempo "para-no-hacer-nada". No luchar con uno mismo. Se necesita parar durante un período breve de tiempo para poder cargar el nuevo y sofisticado software de la sexualidad.

No Querer Salir de Casa
Esta es quizás la condición más difícil y desafiante de todas. Podrías experimentar un profundo e irresistible deseo de dejar el trabajo y no querer salir de casa. No es un sentimiento "suicida". No está basado en la ira o la frustración y no quieres hacer ningún drama, ni de cara a ti mismo ni de cara a los demás. Hay una parte muy calmada que quiere permanecer en casa. La raíz de ese sentimiento es bastante simple, el hogar es el único lugar donde tu espacio, es tu espacio, mal o bien con los defectos o virtudes propios de él, sigue siendo tuyo. Naturalmente que esta sensación debe ser racionalizada pues de lo contrario estás a punto de perder lo que tengas.

¿Cuál es la Causa del Estrés?
Según Jean Benjamin Stora, "el estrés es causado por el instinto del cuerpo de protegerse a sí mismo". Este instinto es bueno en emergencias, como el de apartarse si vemos que algo va a golpearnos. Pero éste puede causar síntomas físicos si continua por mucho tiempo, así como una respuesta a los retos de la vida diaria y los cambios.
Cuando esto sucede, (explica Jean) es como si su cuerpo se preparara para apartarse cuando algo va a golpearnos, pero nos quedamos inmóviles. El cuerpo está trabajando sobre tiempo, sin ningún lugar para usar toda esa energía extra. Esto puede hacernos sentir ansiosos, temerosos, preocupados y tensos.

¿Cuándo se Produce el Estrés?
En principio, se trata de una respuesta normal del organismo ante las situaciones de peligro. En respuesta a las situaciones de emboscada, el organismo se prepara para combatir o huir mediante la secreción de sustancias como la adrenalina, producida principalmente en unas glándulas llamadas "suprarrenales" o "adrenales" (llamadas así por estar ubicadas adyacentes al extremo superior de los riñones). La adrenalina se esparce por toda la sangre y es percibida por receptores especiales en distintos lugares del organismo, que responden para prepararse para la acción: El corazón late más fuerte y rápido. Las pequeñas arterias que irrigan la piel y los órganos menos críticos (riñones, intestinos), se contraen para disminuir la pérdida de sangre en caso de heridas y para dar prioridad al cerebro y los órganos más críticos para la acción (corazón, pulmones, músculos). La mente aumenta el estado de alerta. Los sentidos se agudizan.

Utilidad del Estrés
En condiciones apropiadas (si estamos en medio de un incendio, nos ataca una fiera, o un vehículo está a punto de atropellarnos), los cambios provocados por el estrés resultan muy convenientes, pues nos preparan de manera instantánea para responder oportunamente y poner nuestra vida a salvo. Muchas personas en medio de situaciones de peligro desarrollan una fuerza insospechada, saltan grandes obstáculos o realizan maniobras prodigiosas.

El Problema del Estrés
Lo que en situaciones apropiadas puede salvarnos la vida, se convierte en un enemigo mortal cuando se prolonga en el tiempo. Para muchos, las condiciones de hacinamiento, las presiones económicas, la sobrecarga de trabajo, el ambiente competitivo, etc., son circunstancias que se perciben inconscientemente como amenazas. Esto les lleva a reaccionar a la defensiva, tornándose irritables y sufriendo consecuencias nocivas sobre todo el organismo: elevación de la presión sanguínea (hipertensión arterial). Gastritis y úlceras en el estómago y el intestino. Disminución de la función renal. Problemas del sueño. Agotamiento. Alteraciones del apetito.

Descripción
El estrés produce cambios químicos en el cuerpo. En una situación de estrés, el cerebro envía señales químicas que activan la secreción de hormonas (catecolaminas y entre ellas, la adrenalina) en las glándulas suprarrenales. Las hormonas inician una reacción en cadena en el organismo: el corazón late más rápido y la presión arterial sube; la sangre es desviada de los intestinos a los músculos para huir del peligro; y el nivel de insulina aumenta para permitir que el cuerpo metabolice más energía.
Estas reacciones permiten evitar el peligro. A corto plazo, no son dañinas. Pero si la situación persiste, la fatiga resultante será nociva para la salud general del individuo. El estrés puede estimular un exceso de ácido estomacal, lo cual dará origen una úlcera. O puede contraer arterias ya dañadas, aumentando la presión y precipitando una angina de pecho o un paro cardiaco. Así mismo, el estrés puede provocar una pérdida o un aumento del apetito con la consecuente variación de peso en la persona.

Consideraciones
Los episodios breves de estrés trastornan el funcionamiento del organismo; sin embargo los síntomas desaparecen cuando el episodio cede.
Esto ocurre con mayor facilidad si la persona posee tácticas efectivas para enfrentar el estrés y si expresa sus sentimientos normalmente.

Causas
Cualquier suceso que genere una respuesta emocional, puede causar estrés. Esto incluye tanto situaciones positivas (el nacimiento de un hijo, matrimonio) como negativas (pérdida del empleo, muerte de un familiar). El estrés también surge por irritaciones menores, como esperar demasiado en una cola o en un atasco de tráfico. Situaciones que provocan estrés en una persona pueden ser insignificantes para otra.

Signos y Síntomas
El estrés afecta a los órganos y funciones de todo el organismo. Los síntomas más comunes son: Depresión o ansiedad. Dolores de cabeza. Insomnio. Indigestión. Sarpullidos. Disfunción sexual. Palpitaciones rápidas. Nerviosismo.

Tratamiento y Cuidados
Si la causa del estrés es única, por ejemplo la pérdida de su empleo o un divorcio, se debe enfrentar la situación de forma efectiva. Compartir los sentimientos con los amigos y familiares. No imponerse más responsabilidades hasta acostumbrarse a la nueva situación.
Si el estrés persiste debido a irritaciones diarias que no se pueden modificar, tal vez un cambio radical ayude, por ejemplo encontrar un trabajo menos agobiante.
Pero sin duda la mejor terapia es prevenirse, para ello. Tener siempre a disposición una válvula de escape; por ejemplo, hacer gimnasia o algún pasatiempo. Tener amigos con quienes compartir tanto lo bueno como lo malo. Aprender técnicas de relajación; por ejemplo, yoga, meditación, auto-hipnosis... Evitar el uso de tranquilizantes o alcohol para hacer frente a las situaciones de estrés


Se debe tener presente, que frente a los cuadros de estrés causados por factores negativos, es frecuente que éstos se acompañen de un proceso depresivo que deberá ser atendido simultáneamente por un profesional.

El estrés no es una enfermedad visible y su cura está lejos de ser una total realidad. Pero es algo que todos sentimos en algún momento. Manejar el estrés tiene varias caras y diferentes posibilidades; es importante entender, sin embargo, que el estrés más que una enfermedad en sí es un alerta de que algo anda mal y que es hora de cambiar el estilo de vida. Este aprendizaje ayuda muchísimo.

Manejar el estrés no es abandonar las situaciones, como muchos creen, pues más temprano o más tarde tendrán que ser enfrentadas. Lo ideal sería aceptar las situaciones de estrés, con confianza, honestidad y serenidad hacia uno mismo, así como se haría con una persona o algo que se amara mucho. Al amar profundamente algo o a alguien, y eso lo conoce todo el mundo, se puede cambiar sin problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si necesitas ponerte en contacto con nosotros...
Utiliza nuestra dirección de correo electrónico, porque este formulario de comentarios No funciona.

Puedes escribirnos aquí: centrofenix@hotmail.com
Gracias